imagen noticia
imagen noticia

Nos preparamos para el futuro automotriz.

Enero 2019

En la última década, los fabricantes de automóviles han centrado su investigación y desarrollo en la conexión de dispositivos externos dentro del vehículo (móviles, I-Pods, tablets, etc.). Hoy, gracias a los avances en tecnología de telecomunicaciones, sus esfuerzos se centran en la conexión del vehículo con el exterior (con su entorno).

Esto se debe a la creciente implantación del ancho de banda (LTE) en el mundo. Mientras que en el año 2014 la implantación del LTE suponía un 24%, en el 2017 representó el 53%. El ancho de banda permite la transferencia de gran cantidad de datos, facilitando así el tráfico masivo de intercambio de información entre dispositivos.

La creciente implementación de unidades de control en el vehículo, así como la incorporación de cada vez más sensores y elementos internos en los teléfonos, tablets, etc. (GPS, cámara frontal, sensor de detección de huella dactilares, termómetro, etc.), permiten recopilar gran cantidad de datos para analizar, no sólo datos de conductas y hábitos de las personas, sino sobre el funcionamiento de los automóviles y dispositivos electrónicos.

El vehículo conectado abre un nuevo escenario en cuanto a los tiempos de actualización de sistemas. Hasta el momento, las marcas de automóviles incorporaban sus novedades tecnológicas en forma de hardware cuando presentaban nuevos modelos, con una cadencia mínima de 3 años.  Esta nueva tecnología, obliga a los fabricantes a actualizar sus sistemas casi al mismo ritmo que lo hacen los dispositivos y sistemas operativos móviles, y así evitar problemas de compatibilidad, así como estar al día con los últimos avances en ese campo. Eso sólo es posible mediante la reprogramación y actualización de los softwares de las unidades de control por medio de telecargas.

TECNOLOGÍAS:

¿Qué es el vehículo conectado?

Esta tecnología abarca muchos campos, pero podemos dividirlos en dos grandes grupos:

1. Infotenimiento conectado:

1.1 Equipamientos integrados en el automóvil (Embedded functions):

Son hardwares que forman parte indivisible del automóvil, como por ejemplo navegador, radio, lector de CDs, entrada USB, etc.

1.2  Servicios integrados conectados a internet (Embedded internet services):

Son servicios a través de internet incorporados en los sistemas integrados en el automóvil, como por ejemplo información del tráfico online, radio online, etc.

 1.3  Smartphones integrados:

Son dispositivos smartphones que forman parte del equipamiento del vehículo, ubicados normalmente en la zona central del tablero de instrumentos, con lo que se puede controlar varias funciones de infotenimiento.

2. Vehículo conectado con elementos externos (CAR-2-X)

2.1 Control remoto mediante Smartphone

Integración de funciones del vehículo mediante tablets o dispositivos móviles externos, como por ejemplo controlar la apertura y cierre de puertas, la temperatura del climatizador, o el arranque y parada del motor mediante Apps.

2.2  Conexión con otros vehículos (CAR-2-CAR)

Es el intercambio de datos entre vehículos, para anticiparse a situaciones, con el fin de evitar accidentes o conseguir una conducción más eficiente, como por ejemplo accionamiento del freno, velocidad de marcha, etc.

2.3  Conexión con la infraestructura viaria (CAR-2-INFRAESTRUCTURE)

Es el intercambio de datos entre el vehículo y los elementos de infraestructura de señalización viaria, para analizar y anticiparse a situaciones que tengan que ver con señalizaciones de tráfico, con el fin de evitar accidentes o conseguir una conducción más eficiente, como por ejemplo semáforos, señales de tráfico, pasos de peatones, etc.

2.4  Conexión con el servicio o taller (CAR-2-SERVICE)

Es el intercambio de datos entre vehículos y el concesionario, con el fin de anticipar el aviso para servicios de mantenimiento, diagnóstico de averías a distancia, pedido del repuesto, etc.

 

IMPACTO:

Entramos en una nueva era, donde los fabricantes deberán centrar sus esfuerzos en el desarrollo del software. Esto tiene un impacto directo en la estructura, aptitudes, formas de trabajar del sector de la postventa, ya que tenemos a nuestro alcance la tecnología y la información necesaria para poder anticiparnos y agilizar los procesos que implican una intervención, desde poder realizar un primer diagnóstico a distancia, a la programación de cita previa para el taller, avisos de revisiones próximas, o la solicitud de los repuestos necesarios.

El sector de la automoción se encuentra inmerso en una profunda transformación, potenciada por la evolución tecnológica global. El vehículo conectado y autónomo, y los sistemas asociados a dichas tecnologías, determinarán las oportunidades de negocio del futuro.

“La electrónica es y será el impulsor que nos permitirá afrontar los retos que se plantean en el mercado de la postventa de automoción en el corto, medio, y largo plazo”.  

                                                                                                                                                         Autor del contenido: Antoni Diestre

                                                                                                                                                                                            Autotecnic

VOLVER